Mariano Muñoz de la Orden

“EOBS por cercanía en el trato y su profesionalidad“

Espero que el presente texto transmita mi pensamiento y opinión respecto a esta querida institución. En primer lugar matizar el adjetivo «querida». Y es que siempre me he sentido arropado tanto por mi tutora como por cada uno de los docentes. No siempre uno da con los mejores medios o personas pero en este caso sí, ya que al afrontar mi MBA de Alta Dirección de Empresas, tuve que asimilar muchos conocimientos de los que antes no tenía idea alguna, ni siquiera de oídas. Desde que empecé, comprendí que trabajando día a día y siguiendo el itinerario marcado, se superan los objetivos y se obtienen muchos conocimientos. Por eso tengo que decir que en ningún momento me he sentido perdido y debo alagar la metodología y el personal docente. Este aprendizaje que he mencionado despertó en mi la curiosidad por el mundo empresarial conforme iba superando los distintos módulos. Mi satisfacción de haber adquirido conocimientos culminó en alegría hace un mes escaso, cuando tras varios procesos selectivos encontré no uno, sino dos trabajos…¡Hala! Un graduado en derecho al que le afectó el plan Bolonia sólo por dos asignaturas suspensas y que no paraba de quejarse de aquel año en el que sólo tuvo en su matrícula dichas suspensas y un trabajo fin de grado. Tras aquel batacazo y con la prisa por entrar en el mundo laboral, decidí no estudiar el máster de acceso a la abogacía (a día de hoy tampoco lo haría ni aunque me lo pagasen), e intenté sin suerte dos oposiciones. Elegí este MBA para aprender sobre el mundo empresarial y mi disparo no pudo ser más certero. Elegí un título experto en comercio internacional y me seleccionaron para técnico de comercio internacional (tras pasar un proceso selectivo). Pero no contento con eso, tres días antes de empezar en ese trabajo, me llamaron de mi actual empresa cuyo proceso selectivo incluía una dinámica grupal sobre marketing. (Por cierto trabajo en Renfe-operadora desde hace tres días y estoy muy contento). Debo agradecer a EOBS su cercanía en el trato y su profesionalidad. Pero como añadido, me alegro de haber conocido gente maravillosa, todos profesionales buscadores del saber. Algunos compañeros y otros profesores, aunque esta escuela te hace sentir que todos somos compañeros si más. Sinceramente gracias a ellos he podido superar mis estudios y estar donde estoy. Sin más que decir, espero haber plasmado por escrito mi satisfacción personal y que a futuros estudiantes les sirva de referencia mi queridísima institución para su futuro profesional. En este caso «queridísima» es para corregir el primer «querida»